3 peinados para controlar tu cabello

Es normal que tengas malos días o incluso ¡terribles días con el cabello! Frizz, volumen incontrolable, puntas abiertas, colores indeseados… pero no hay nada que no se pueda solucionar con un recogido mágico.

1- Si quieres tapar las raíces porque no tuviste tiempo de ir a la peluquería las raíces esculpidas con coletas o moños altos son fantásticas. Podrás lograr un efecto con mucho glam y evitar que se vean recortes o nacimientos de tonos indeseados.

2- Si te gusta el movimiento y no has podido utilizar tu rizador o no quieres aplicar tanto calor, trenza tu cabello la noche anterior, duerme con trenzas y amanece con ondas surferas ¡Volumen ultra natural!

3- Si se te engrasan las raíces: evita tocar demasiado el pelo y acude a peinados que contengan efecto wet por la noche y moños desprolijos durante el día. Dos estilos diferentes que te ayudarán a despistar estas incomodidades.

¿Cuál de estos recursos es tu favorito? ¿Te gustaría conocer algunos servicios para cuidar tu cabello en esta época del año?

342d886badbf7a2f1ee94976560a1877coleta_para_toda_ocasion_549170961_800x1200

48f2f831eef72cc764b205eee1d85b62--long-hair-hair-ideas129bb4ef222444425ede1ea37e082e4c--taylor-marie-hill-taylors

efecto-mojado1moños-altos-despeinados-4

¡Tips para cuidar la piel!

El cuidado de la piel es fundamental para mantenerla luminosa, con un aire fresco y por supuesto para mantenerla sana. Pero todos los resultados de una piel cuidada se deben a una serie de rutinas de belleza que deben cumplirse bajo cualquier circunstancia.

Repasemos los principales tips (recomendados por dermatólogos)

1- Beber suficiente agua: este primer punto es clave y no sólo para mantener una piel increíble. El consumo de agua te ayudará en el equilibrio de la salud y a su vez beneficiará tu piel ¿alguna razón para no hacerlo? Si eres de las personas que les cuesta beber suficiente agua, consigue una botella que te permita medir cuánto vas consumiendo a lo largo del día.

2- Utilizar protector/bloqueador solar todo el año: muchas mujeres utilizan este tipo de productos únicamente en verano y… ¡es un grave error! Aunque sea de protección baja, una crema protectora marcará la diferencia en tu piel. Intenta aplicarla diariamente hasta que convierta en un hábito.

3- Desmaquillate antes de dormir: es una ley muy importante, aunque más que una ley sea un deber. Aunque seas joven y utilices poco maquillaje, dormir con productos hará que tu piel pierda la luminosidad, se vea reseca y perjudique la oxigenación. A veces cuesta, sobre todo si vuelves de una larga noche, pero ¡hazlo! con el tiempo te agradecerás a ti misma…

4- Invierte en maquillajes: si te gusta aplicar bases y correctores ¡invierte! ponerte productos que pueden llegar a dañar la piel con los años te traerá consecuencias. Permítete invertir en estos dos productos y escatima en sombras o rubores que se aplican por encima.

5- Utiliza cremas hidratantes: aunque tengas la piel normal o mixta, encontrar la crema que te permita controlar los excesos de tu piel y a su vez hidrate es muy importante para mantener el rostro sano. Si no consigues los productos ideales y tienes dudas en relación a tu piel, nada mejor que una dermatóloga ¡siempre estás a tiempo de pedir una cita!

cuidado-de-la-piel-1.jpg